Verdades y mitos de la depilación láser

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Ahora que se acerca el verano, las personas se acuerdan más de aquel vello que puede resultar molesto al utilizar prendas más ligeras. Si bien es verdad que hoy en día, tanto hombres como mujeres, procuran mantenerse depilados todo el año, en estas fechas se vuelve más fuerte el deseo de acudir a un centro en el que se realice la depilación láser. En el post de hoy vamos a desvelar los principales mitos y verdades de la depilación láser para dar un poco de luz a todas las habladurías que acerca de la depilación láser.

Justo ahora, poco antes de que comience el vereno es el momento idóneo para someterse a una sesión de depilación láser. Sobre todo si no se va a tomar el sol, dado que es mucho mejor no exponerse directamente después de una sesión de depilación.

 

Tipos de láser

Para empezar hemos de diferenciar los diferentes tipos de láser a los que se puede optar:

 

Láser Alejandrita

Este tipo de láser funciona mejor en pieles menos bronceadas. En este caso el fototipo de la piel, es decir la capacidad de respuesta ante el sol, influye. También posee mayor capacidad a la hora de eliminar el vello fino. El láser Alejandrita funciona quemando el bulbo del pelo sin dañar las zonas adyacentes, el tiempo de tratamiento es menor, pero se dice ser más doloroso que otros láseres.

[/vc_column_text][vc_single_image image=»1522″ img_size=»full»][vc_column_text]

Láser diodo

Este es un tipo de láser con mayor profundidad de alcance, se recomienda para pelos más profundos, gruesos y oscuros, en casos de piel oscura. Aunque también funciona en pieles más claras.

 

Láser soprano

Hablamos de un tipo de depilación láser que disminuye el dolor en un 60%, aparte de ser más corto el tratamiento. No funciona mediante disparos puntuales, sino que se efectúan varias pasadas con disparos repetitivos. También puede utilizarse sobre piel bronceada y para pelo oscuro.

 

Fotodepilación

Su amplitud de onda permite abarcar los pelos más claros, incluidos los blancos. La desventaja es que no se puede utilizar en pieles oscuras y bronceadas y su precisión es menor.

 

Todos ellos son efectivos, siempre y cuando nos fijemos en cuál de ellos se adapta mejor a nuestro tipo de piel.

 

Mitos de la depilación láser

Realmente, es la temporada idónea para realizarse la depilación láser, al menos dos sesiones, pero… ¿Qué problemas me puede acarrear depilarme? ¿Es cierto que esta depilación es definitiva? ¿Cuánto dinero me voy a gastar en depilar ciertas áreas de mi cuerpo? ¿El láser provoca cáncer?

Estos interrogantes son los que crean las diferentes opiniones sobre la depilación láser, que, a su vez, pueden dar lugar a configurar ciertos mitos sobre este tratamiento de belleza. Así, es necesario desmentirlos:

 

Mito 1. Para depilarse con láser hay que dejarse crecer el vello.

Esto es falso. Es cierto que no se deben realizar depilaciones que arranquen el pelo de raíz, porque será sobre el bulbo sobre el que incida el láser, pero se puede ir a la sesión rasurado, dado que el láser no trabaja a nivel superficial, sino que penetra en la piel a través del tallo del vello.

 

Mito 2. La depilación láser es dolorosa

El umbral del dolor de cada persona es diferente, y es cierto que se siente una pequeña molestia que podría describirse como un “susto” a la hora de recibir la pulsión. Quizá en ocasiones, por ejemplo en la zona del labio, resulta más molesto el aire que trata de paliar ese calor que irradia el láser, que la propia pulsación. Pero al ser regulable, se puede solicitar más o menos aire, en función de cómo nos sintamos más cómodos. También, si así se demanda, existe la posibilidad de utilizar una crema anestésica que disminuye la sensibilidad de la piel.

 

Mito 3. La depilación láser elimina el 100% del pelo

Realmente, hablando de porcentajes, podríamos decir que el máximo a alcanzar sería el 90%, aunque lo que se procura es que se debilite el vello, perdiendo no sólo fuerza, sino incluso color y capacidad de crecimiento.

 

Mito 4. La depilación láser es permanente.

Este es uno de los típicos mitos de la depilación láser, pero no es del todo cierto. Aunque su duración es prolongada y en algunas ocasiones puede ser casi permanente. No obstante los cambios hormonales que la persona sufre a lo largo de su vida, pueden hacer que vuelva a producirse vello en las zonas tratadas.

 

Mito 5. La depilación láser puede provocar cáncer

Con respecto a la relación entre el cáncer y la depilación láser también hay controversia. Se trata de uno de los principales mitos de la depilación láser. La realidad es que en el tiempo en el que se lleva empleando, no existe ninguna evidencia científica para asociar cánceres a este tipo de depilación. Si bien es verdad que al emplear este método se recomienda utilizar una protección solar de número 50+ o una pantalla total, para evitar manchas y pequeñas lesiones que puedan estar asociadas al sol.

 

Mito 6. La depilación láser puede realizarse en cualquier sitio

Hay que ser muy cuidadosos al seleccionar el lugar en el que nos realicemos este tratamiento, dado que es muy importante que el centro esté homologado por los organismos de salud competentes, asegurando unas condiciones sanitarias y de seguridad mínimas.[/vc_column_text][vc_single_image image=»1523″ img_size=»full»][vc_column_text]

Mito 7. La depilación láser puede ser realizada por cualquier persona

Si elegimos el sitio adecuado debemos de estar tranquilos ya que la persona encargada es un profesional capacitado para manejar la máquina y que conoce las necesidades de cada tipo de piel.

 

Mito 8. La depilación láser tiene la misma efectividad en todas las áreas del cuerpo

No es cierto, dado que la proximidad del folículo a la primera capa de la piel ayuda mucho, de una manera lógica. Así en axilas o área del bikini, será más fácil de eliminar el vello el cual, por otra parte al ser más consistente, tiene más facilidad para ser erradicado.

 

Mito 9. La depilación láser tiene radiaciones

Completamente falso, dado que el láser no guarda ninguna relación con la radiación.

 

Mito 10. La depilación láser es un tratamiento muy costoso

La inversión parece elevada en un principio, pero luego, echando cuentas sobre los gastos en todo el tiempo que durará la depilación láser, resulta rentable.

 

De un plumazo hemos desvelado la verdad relativa a 10 de los principales mitos de la depilación láser. Llega el turno de hablar de las verdades sobre este tipo de depilación.

 

Verdades de la depilación láser

Una vez desmentidos estos mitos, es necesario hablar también sobre las verdades acerca de este tipo de depilación.

  • Verdad 1. La depilación láser elimina el vello casi definitivamente.
  • Verdad 2. La depilación láser mejora la textura y la elasticidad de la piel, activando el colágeno y la elastina.
  • Verdad 3. La depilación láser aclara manchas en las áreas depiladas.
  • Verdad 4. La depilación láser ayuda a mejorar la foliculitis.
  • Verdad 5. Es más complicado eliminar el vello claro que el oscuro.
    Pero sabemos que existen diferentes tipos de láseres, por ello habrá que elegir el que más nos convenga según nuestro fototipo. Por ese motivo tendremos que ir a un lugar en el que las personas que nos vayan a realizar el tratamiento sean auténticos profesionales.
  • Verdad 6. En verano no es conveniente realizar la depilación láser, ya que suele ser incompatible con las pieles bronceadas.
  • Verdad 7. El láser puede provocar quemaduras en la piel si hay sensibilidad.
  • Verdad 8. La depilación láser no es lo mismo que la luz pulsada.
    Esta se mueve buscando la melanina, mientras que el láser penetra en las tres capas de la piel.
  • Verdad 9. La depilación láser se debe realizar una vez al mes o cada tres meses.
  • Verdad 10. Con la depilación láser puede eliminarse el vello de todas las áreas del cuerpo.

 

[/vc_column_text][vc_single_image image=»1524″ img_size=»full»][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

Recomendaciones para aprovechar al máximo los beneficios de la depilación

  •  Si vas a asistir a la sesión con la zona a tratar rasurada, hay que dejarla reposar al menos doce horas antes de acudir al tratamiento.
  •  Es conveniente que la piel esté libre de impurezas para que el láser sea más efectivo, por tanto se recomienda una exfoliación suave uno o dos días antes de acudir al centro.
  • Al igual que exfoliada, la piel ha de estar hidratada, y no está de más tomar la costumbre de tratarla con una crema, al menos una semana antes de tu cita en el centro. Eso sí, cuando vayas, la piel tiene que estar limpia, sin restos de cremas, maquillajes, autobronceadores o aceites, que dificulten el tratamiento.
  • Aunque el sol no es enemigo de la depilación láser, sí lo es de una piel sensibilizada. Es por ello que se recomienda no tomar el sol tres días antes y al menos tres después del tratamiento, para evitar manchas y eritemas.
  • Procurar no depilarse con métodos que arranquen el pelo de raíz si se va a acudir a una sesión de depilación láser, hay que recordar que es conveniente dejar el tallo del pelo para que esta sea efectiva.
  • Si se está tomando algún medicamento, hay que notificarlo al personal especializado, dado que algunos son fotosensibles y pueden producir manchas en la piel.

 

Si lo que estás buscando es realizarte la depilación láser en Granada, no lo pienses más. Es el momento idóneo y Láser Definitive es tu centro.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

1 comentario en «Verdades y mitos de la depilación láser»

Deja un comentario

whatsapp