¿Cuántas sesiones de láser se necesitan para que la depilación láser definitiva sea total?

Cuando hemos elegido la depilación láser definitiva como opción para perder el vello que nos puede molestar estéticamente, surgen dudas sobre este tipo de tratamiento de depilación permanente. Dudas tales como si la depilación láser definitiva es dolorosa, qué tipos de depilación láser existen y cual nos va a funcionar mejor personalmente, los resultados de la depilación permanente que existen con la primera sesión láser… y, sobre todo, la duda que más se repite a la hora de elegir la depilación láser definitiva: ¿cuántas sesiones de láser se necesitan para la pérdida total de vello en la zona tratada?

Esta pregunta, sobre todo en la primera sesión láser, es una pregunta muy interesante, ya que es necesario que se conozca en qué consiste el tratamiento a la vez que también es importante conocer el tiempo que necesitamos tratar la zona elegida para completar la pérdida total del vello. Este conocimiento hará que se puedan planificar de forma personal las sesiones que cada paciente necesita.

En primer lugar hay que explicar que no todos los pacientes reaccionan de la misma manera a una sesión de depilación permanente, ya que este tratamiento de depilación láser definitiva depende de unos factores externos relacionados con nuestro cuerpo como puede ser el color de la piel así como el tipo de epidermis de cada paciente, el color del pelo, su grosor y debilidad, el ciclo de hormonación, etc.

Por ello es muy difícil responder con total exactitud cuántas sesiones de láser se necesitan. Sin embargo, durante la primera sesión láser, el profesional cualificado si puede predeterminar de forma aproximada y particular cuántas sesiones de depilación láser definitiva necesita un paciente en su caso concreto.

 

¿Cómo funciona una primera sesión láser de depilación permanente?

Cuando nos sometemos a la primera sesión láser de depilación permanente, el vello de la zona a tratar no desaparece en el mismo momento. De forma general y, como hemos comentado antes, dependiendo del paciente, la caída del pelo se puede ir observando entre la primera y tercera semana después de la primera sesión. Su eliminación no es de forma inmediata, sino que va realizándose de forma progresiva tras la primera sesión láser.

 

Pero la preocupación que más se repite con los clientes que optan como forma de depilación permanente la depilación láser definitiva es que en la zona tratada reaparece el vello a los pocos días después de la primera sesión. Es cuando el paciente puede considerar que la primera sesión láser no ha sido efectiva, por lo que hay que enfatizar que esta reaparición de vello en la zona tratada es totalmente normal y para nada se puede enfocar como indicativo de que la sesión láser no ha sido efectiva.

 

Por el contrario, esta reaparición del vello significa que los folículos pilosos del paciente están expulsando resto del vello de la zona a tratar. Así que insistimos en que no tiene que resultar extraño que aparezca vello después de la primera sesión de láser, ya que comprobaremos que a los pocos días el vello tratado que ha reaparecido se vuelve a desprender y caer de forma permanente

 

Hay mucha gente que complementa la primera sesión de láser con la realización de exfoliación sobre la zona tratada, aunque hay que tener en cuenta que la piel de dicha zona estará un poco irritada tras la sesión. Debemos tener mucho cuidado con el uso de productos en la zona tratada, sobre todo después de una primera sesión de depilación láser definitiva. A continuación destacamos otros efectos que pueden surgir tras la depilación láser definitiva además de la irritación de la zona tratada.

 

Efectos secundarios tras una primera sesión de láser

Enrojecimiento e inflamación de la zona tratada. El enrojecimiento de la piel de la zona tratada así como la inflamación y, en ocasiones, picor de la misma es un efecto secundario totalmente normal después de una primera sesión láser. Se trata solamente de un cambio temporal que, como mucho, puede durar 48 horas.

Puntos negros: Esos puntitos negros que surgen en la zona tratada son ni más ni menos que el pelo muerto que la piel expulsa después de realizar un tratamiento de depilación permanente. En unos cuantos días ese pelo desaparecerá de forma total.

Pústulas por infección del folículo. La depilación láser definitiva irrita e incluso puede infectar el folículo piloso. Este efecto secundario es muy común sobre todo en la primera sesión láser y puede solucionarse de una forma muy sencilla, la cual es la aplicación de una crema antibiótica de uno a tres días depende del grado de inflamación que tenga la foliculitis

El vello volverá a crecer, aunque mucho más débil. No significa que el tratamiento no esté funcionando, sino más bien todo lo contrario, como hemos comentado antes. Ante el rebrote del vello es un grave error pretender arrancar el pelo indeseado de raíz (con pinzas, cera, maquinillas eléctricas o banda depilatoria). La mejor alternativa es el rasurado con cuchilla o la aplicación de crema depilatoria.

En resumen, toda primera sesión de láser suele tener el mismo comportamiento en los que se refiera a reaparición del vello. Una vez que nuestro cuerpo termina de expulsar el vello por segunda vez tras la primera sesión, el vello no volverá a crecer hasta pasado de un mes a mes y medio aproximadamente, dependiendo del paciente. Es sobre los dos meses cuando se aconseja realizar la siguiente sesión de láser depilatorio.

 

En todo caso, el avance a pasos agigantados de la medicina estética hace que en la actualidad el exceso de vello ya no sea un gran problema para nadie con este tipo de innovaciones, aunque la depilación permanente como técnica de belleza no es algo de actualidad y se conoce que desde la antigüedad se contaba con métodos naturales para hacer frente a ella y sentirse físicamente bien.

A pesar de todo nunca tenemos que olvidar que la belleza la debemos enfocar en un segundo término, ya que el primer término será una cuestión de salud, por lo que tenemos que elegir con garantía de profesionalidad el centro que nos facilite este tipo de tratamientos con los profesionales y los métodos de depilación láser definitiva en las mejores condiciones.

 

Fases del pelo: para entender los resultados de la depilación permanente

Para comprender por qué el vello crece y cae tras las sesiones así como cuántas sesiones de láser se necesitan para que la depilación láser sea definitiva debemos conocer las fases del pelo:

 

  • La fase anágena tiene unos años de duración y es en esta fase donde más actividad existe en la raíz capilar y en la producción de queratina.
  • La fase catágena tiene una duración de un par de semanas y se refiere al momento en el que el pelo empieza a salir a la superficie, reduciendo el tamaño de la raíz.
  • La fase telógena es la última fase y su duración es de mes a mes y medio. Es cuando el vello se desprende de la raíz y comienza el crecimiento de un nuevo pelo en el mismo folículo.

 

Es de gran relevancia conocer que no todos los pelos de una zona del cuerpo se encuentran en la misma fase. Además, los tratamientos de depilación láser definitiva solamente resultan efectivos con el vello en fase anágena, por lo que el pelo que hemos tratado con láser cae en tiempos distintos y es por ello que sean necesarias varias sesiones de láser para terminar con el crecimiento del vello de la zona a tratar.

 

En Láser Definitive trabajamos con la última tecnología del sector dando como resultado la depilación permanente en todo tipo de pieles. Si deseas acabar con el vello molesto de forma permanente solicita tu cita para tu sesión.

1 comentario en «¿Cuántas sesiones de láser se necesitan para que la depilación láser definitiva sea total?»

Deja un comentario

whatsapp

Te enviamos periódicamente OFERTAS, artículos, guías, descuentos y mucho más...

Apúntate Click Aquí
x

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Y recibe una sesión de prueba Gratuita